Cuando se hace la entrega de un bien de cualquier naturaleza y se quiere dejar constancia legal de tal negocio entonces es necesario hacer un contrato de depósito. 

Este tipo de documento se convierte en un aval tanto para el propietario como para la persona que recibe el bien de forma temporal. Este contrato puede surgir de forma natural si ambas partes lo consideran necesario pero también puede estar indicada por un juez.

Si necesitas saber más acerca de este tipo de documento entonces el modelo contrato de depósito y la demás información que te presentaremos a continuación te será de mucha ayuda.

¿Qué es un contrato de depósito?

Un contrato de depósito es un documento en el que se hace constar que el propietario de algún bien lo entrega en custodia a otra persona por un periodo de tiempo determinado.

En este tipo de contrato, la persona que recibe temporalmente el bien adquiere el compromiso legal de devolverlo en el tiempo estipulado en exactamente las mismas condiciones en las que se le otorgó inicialmente y sin ocasionarle ningún tipo de daño.

Cuando se hace un contrato de este tipo, solo es válido para objetos, ropa, muebles, etc. No puede incluirse inmuebles o animales pues para estos hay otros procedimientos legales que se deben consultar.

Descargar Plantilla de Contrato de Depósito

Si necesitas comenzar con el contrato desde ya entonces puedes descargar las plantillas que te suministramos para que solo las rellenes con los datos particulares.

Características esenciales de un contrato de depósito

Hay características que resultan esenciales para que el contrato de depósito adquiera validez legal y pueda ser efectivo. Te mostramos cuáles son estas características.

  • Unilateralidad: Este contrato es unilateral pues solo una parte adquiere el compromiso de resguardo del bien en cuestión y del compromiso de devolución en perfectas condiciones.
  • Bienes ajenos: Los bienes ajenos son los únicos que entran en este tipo de contratos, no hay la posibilidad de hacerlo cuando se trata de un bien propio.
  • Muebles: En este tipo de documentos no es posible incluir inmuebles, solo pueden darse en custodia muebles, electrodomésticos, ropa, dinero, etc.
  • Duración a convenir: En el contrato se puede establecer una fecha límite o no. Todo va a depender del acuerdo que hagan ambas partes para que se dicte la finalización del contrato.

Es importante que se entienda que si el objeto se devalúa comercialmente durante el tiempo que se encuentra en custodia de la otra persona, el propietario no debe reclamar cantidad de dinero alguna.

También es importante saber que el único autorizado para el resguardo del bien en cuestión es el titular que figura en el contrato y que este no puede traspasar su titularidad a otra persona.

Que se haga un contrato de este tipo no quiere decir que el propietario pierda derecho alguno por el bien que ha dado en depósito y al terminar el contrato, este debe ser devuelto.

Modelo de contrato de depósito

Como uno de los términos más buscados en la web es “contrato de depósito modelo” vamos a facilitarte los datos que debes incluir en tu contrato para que te sirva de modelo y puedas comenzar a redactar desde ya.

Estos son los datos a incluir:

  • Se debe dejar por escrito que la persona acepta dar en depósito el bien y que la otra persona acepta recibirlo.
  • Fecha en la que se firma el contrato, a partir de cuándo está vigente y cuál es el plazo para que finalice.
  • Datos del propietario y de la persona que va a resguardar el bien con su información de contacto.
  • Reconocimiento que indica que ambas partes conocen los deberes, derechos y condiciones que rigen el contrato en cuestión.
  • Reconocimiento de la exoneración de cualquier incidente que pueda producirse en la entrega del bien siempre que obedezcan a causa mayor.
  • Establecer la fecha en la que debe hacerse la devolución del bien.
  • Reconocimiento de que el depositario actuará gratuitamente.
  • La firma de ambas partes. En caso de que se trate de una empresa, entonces debe incluirse la información de esta y del representante en cuestión.

Medidas básicas que deben incluirse en un contrato de depósito

Es necesario que haya una descripción detallada del bien que se ofrece en custodia para que quede constancia de la forma en la que se ha entregado y que debe devolverse con las mismas características.

Como medida adicional es recomendable que incluyas algunas fotografías del bien que has entregado para que se pueda apreciar con claridad su aspecto y sirva de contraste para cuando se devuelva.

En caso de que se trate de un objeto muy valioso, puedes anexar al contrato el informe de un especialista cuya fecha corresponda al día en que fue entregado. Esto es muy cuando se trata de autos lujosos, obras de arte, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *