2 ganaderos y un transportista han sido detenidos por la Guardia Civil por introducir reses contagiadas de la enfermedad hemorrágica epizoótica, conocida como ‘el covid de las vacas’ en el sector.

Según el comunicado del cuerpo, el epicentro de la enfermedad se sitúa en una explotación ganadera de la zona del Valle de Miera.

La investigación policial ha revelado que esta explotación trasladó en enero del pasado año un número elevado de reses a 2 zonas de Cáceres.

Lugares donde los investigadores ya encontraron cadáveres de ganado vacuno. Ya entrado el verano, cuando se había declarado la alerta por la enfermedad hemorrágica, los ganaderos transportaron de nuevo a Cantabria a unas 200 vacas sin comunicar su entrada a la comunidad ni disponer de la documentación pertinente.

3 millones de euros de perjuicio económico

La enfermedad se extendió por la región y según los cálculos recopilados, los daños ascienden a 3 millones de euros.

Y es que al comenzar a contagiarse las redes, se tuvieron que vacunar muchos grupos de ganado, pagar indemnizaciones por muerte, tratamientos…etc.

El Seprona inició la investigación al comprobar que el patrón de propagación de la enfermedad se había «roto», pues de repente dió un salto de más de 300 kilómetros. Algo muy poco habitual en el seguimiento de esta patología animal.

Los 3 están acusados de pertenencia a grupo criminal y delito de daños. Además, a 2 de ellos se les considera responsables de delitos contra la salud pública y falsedad documental.

Las reses contagiadas traspasaron la frontera con Francia, por lo que la Europol también está investigando el caso y podría haber más movimientos.

¿Qué es la enfermedad hemorrágica epizoótica?

La mencionada patología lleva casi un año circulando en España y es una de las principales preocupaciones de los ganaderos.

Se trata de una enfermedad vírica que afecta a los rumiantes, especialmente al ganado bovino. También afecta al ganado salvaje como los corzos o las cabras, por lo que también es un problema para el sector de la caza.

La enfermedad hemorrágica epizoótica no se contagia entre reses, sino que se propaga a través de vectores, que suelen ser mosquitos del género Culicoides.

No se contagia a humanos, pero es una enfermedad de declaración obligatoria y cuando eso ocurre, se debe inmovilizar al ganado.

Hasta 2022 no había declarado ningún caso dentro de la UE, pero desde finales de dicho año han aumentado notablemente los casos. Era una patología común en el ganado del norte de Marruecos y de América, pero ha irrumpido ya en Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *