Al final, y pese a la enorme presión ejercida sobre él durante los últimos días, José Luis Ábalos se ha negado a dimitir como diputado socialista en el Congreso.

«Me hubiera gustado tener el beneficio del compañerismo. No ha sido así y sigo adelante en la lucha», argumentó, explicando que toma esta decisión porque había hecho «caso» a las personas que le pidieron «seguir adelante, en la lucha, y que defienda mi honorabilidad».

En una esperadísima rueda de prensa, a la que había precedido una gran expectación, Ábalos recordó que no está «acusado de nada» y que no tiene «ningún enriquecimiento ilícito«, y que va a defender su «honorabilidad ante la opinión pública y la militancia del PSOE».

Reprochó que el PSOE no le acompañara en la rueda de prensa y no le dejara otra alternativa que su renuncia al acta de diputado, recordando que a este partido «le que he dedicado toda mi vida, prácticamente».

Ábalos insistió en que hizo todo lo posible como ministo para conseguir material sanitario durante la pandemia y que toda operación se hizo «acorde a la normativa del momento».

También confirmó que desde ahora formará parte del Grupo Mixto «tras una drástica decisión y una profunda reflexión«. «Nunca me imaginé fuera del PSOE», se lamentó, con un claro mensaje a sus compañeros de partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *