El titular del Juzgado de Instrucción 9 de Valencia ha acordado este viernes el sobreseimiento provisional de la investigación por el incendio declarado el pasado 22 de febrero en un edificio de dos torres residenciales del barrio de Campanar, en el que fallecieron diez personas y otras 15 resultaron heridas, al no apreciar indicios de delito.

El magistrado ha adoptado esta decisión en un auto por el que levanta también el secreto de las actuaciones, tras recibir un informe policial que determina que descarta expresamente la “etiología criminal o delictiva” del fuego.

La resolución judicial, que puede ser recurrida, autoriza también el acceso al edificio siniestrado de los peritos de las compañías aseguradoras que acrediten un contrato de seguro con alguno de los elementos del inmueble bajo supervisión y con acompañamiento de agentes de la Policía Científica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *