Desde ayer, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y Luis Rubiales vuelven a estar en boca de todos tras los registros de la Guardia Civil por la investigación del traslado de la Supercopa de España a Arabia Saudí.

Unos contratos millonarios que, presuntamente, beneficiaron a unos pocos, entre ellos Luis Rubiales y Gerard Piqué.

Tras los registros en la RFEF y en varios domicilios de vinculados al caso, se ha detenido a 7 personas. Luis Rubiales iba a ser uno de los detenidos, pero en el momento del registro se encontraba fuera del país, pero nada más aterrizar en España será detenido. El ex directivo llega a España el día 6 de abril y ha anunciado su «plena disposición» para colaborar con la Justicia.

La investigación analiza la posible corrupción en los contratos con el país árabe, pues el traslado de la competición española a Arabia supuso 44 millones de euros para la RFEF y unos 24 para la empresa de Piqué.

¿Cuándo salpicará a Piqué el caso?

De momento el nombre de Piqué no ha salido entre los detenidos, pero según ha vaticinado Miguel Galán, presidente del Centro Nacional de Formación de Entrenadores de Fútbol de España (CENAFE) y quien denunció el presunto fraude en 2022, el tema acabará pasándole factura.

En una entrevista en ‘Onda Cero’, Galán ha remarcado que el ex del Barcelona fue «el principal beneficiado económicamente», por lo que confía en que su nombre acabe saliendo.

Galán ha detallado que la Supercopa de España es una competición «pública» delegada y que Rubiales y Piqué pactaron su traslado a otro país «sin concurso público» y además sin la autorización del Consejo Superior de Deportes.

Los contratos de la RFEF y Kosmos, la empresa de Piqué con la que llevó a cabo la operación, se investigan por presunta corrupción en los negocios, la administración desleal y el blanqueo de capitales.

Dentro del caso hay una pieza que está investigando los movimientos económicos en Andorra de Piqué y la jueza instructora ha pedido al citado país información al respecto.

Y es que el ex futbolista compró un equipo de fútbol andorrano e inyectó parte de las comisiones recibidas tras los contratos de la Supercopa.

La investigación del caso sigue hacia adelante y aunque el nombre de Piqué todavía no haya aparecido, se espera que lo haga tarde o temprano ya que, junto con Rubiales, fue el más beneficiado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *