En total, se certificaron 44 ejecuciones hipotecarias iniciadas e inscritas sobre fincas en las Islas en este periodo. De las 30 viviendas, 26 son de personas físicas y cuatro de personas jurídicas; siete eran viviendas nuevas y 23, usadas.

Además constan tres ejecuciones sobre fincas rústicas y 11 sobre fincas urbanas distintas a viviendas y solares.

En el conjunto de España, el número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se situó en 1.721 en el tercer trimestre, cifra que es la menor en un tercer trimestre desde 2019 y que supone un descenso del 16,5% respecto al mismo periodo de 2022 y del 36,2% sobre el trimestre anterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *