El nuevo seleccionador brasileño, Dorival Júnior, ha confirmado que su Confederación tomará medidas si se producen insultos racistas contra Vinicius en el partido amistoso en Madrid.

El encuentro será el martes 26 en el estadio Santiago Bernabéu, y aunque es la sede de su club, el Real Madrid, se teme que haya aficionados de otros equipos que puedan repetir los habituales improperios que recibe el delantero.

En una entrevista en ‘The Guardian’, habló del problema de racismo que está sufriendo Vinicius por toda España en partidos de La Liga y aseguró que se tomarán medidas si hay incidentes de este tipo.

Dorival explicó que «tristemente está sucediendo en todo el mundo. La ignorancia aún persiste. Las autoridades deben tomar medidas más severas. Esta situación con Vinícius, en particular, ya ha traspasado la línea«.

En todo caso, quiso disculpar al resto de la afición española que no es racista: «El pueblo español en general es un pueblo muy amable, respetuoso y sobre todo pacífico y no debería verse manchado su imagen por un puñado de gente malintencionada. Debería ser posible localizar a las personas si la policía se lo propone».

Medidas drásticas

Por eso, pidió mano dura en los casos en que se producen estos incidentes racistas: «Necesitaremos analizar y equilibrar toda la información en esos momentos, pero debemos estar preparados para tomar medidas drásticas si vuelve a suceder».

Sobre su jugador y su actitud, a veces cuestionada por las protestas y sus gestos hacia otros jugadores y aficiones rivales, comentó que «Vinícius es todavía un niño» y que «está terminando su educación y esta minoría no puede tratarlo así».

El Real Madrid ha denunciado recientemente cánticos racistas contra Vinicius en Barcelona, Madrid y Pamplona. Un amigo personal del delantero, Felipe Silveira, denunció que en el RCDE Stadium se dijo: «Manos arriba, esta es la pistola que tengo para ustedes», señalando un plátano, que es como habitualmente se insulta a los negros, llamándoles «monos».

El Osasuna negó cánticos racistas en Pamplona durante el último partido de Liga, del Real Madrid en El Sadar, y la Liga y la Federación mostraron su contrariedad con el hecho de que el club blanco denunciara al árbitro del partido, Martínez Munuera, por no reflejar en el acta los cánticos de «Vinicius muérete» que se produjeron desde la grada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *