Ir al aeropuerto para coger un avión suele ser motivo de emoción y alegría para muchos, pues significa irse de viaje. Pero también es sinónimo de colas, controles y se aconseja llevar la paciencia al 100%.

Pero gracias al avance de la tecnología las esperas en los aeropuertos cada vez son menores y se está logrando agilizar el proceso de embarque para mejorar la experiencia de los usuarios.

Uno de los últimos avances que ha llegado a España es el reconocimiento facial, lo que permite entrar al avión sin necesidad de sacar el pasaporte y el billete.

Y es que nada más llegar al aeropuerto el viajero debe enseñar su billete en varias ocasiones para pasar los controles, algo que esta tecnología busca eliminar y así reducir los tiempos de espera.

De momento no se ha instaurado en todos los aeropuertos de España ni lo emplean todas las compañías. Se está probando para poder desplegarlo por completo en un tiempo.

Según la web de AENA, los aeropuertos en los que se ha instalado ya el reconocimiento facial son: Adolfo Suárez Madrid-Barajas, Josep Tarradellas Barcelona-El Prat, Palma de Mallorca, Gran Canaria, Tenerife Norte-Ciudad de La Laguna, Ibiza y Menorca.

Cómo funciona el reconocimiento facial

En 2021 se empezó a instalar este software en diferentes aeropuertos: Iberia, Vueling, Binter y Air Europa son de momento las aerolíneas participantes con esta tecnología.

La activación del reconocimiento facial se inicia cuando el viajero realiza el check in en la app o web de la compañía o en el mostrador del aeropuerto.

En ese momento se introducen los datos e imágenes del pasaporte o el DNI. Gracias a los sistemas biométricos y de seguridad instalados en los aeropuertos, el pasajero no tendrá que mostrar su documentación ya que el sistema le reconocerá.

Además esto servirá para futuros vuelos con las compañías y aeropuertos que utilicen estos sistemas. Eso sí, aunque no haya que mostrar el DNI o el billete, es obligatorio viajar con ellos. Esto simplemente es un trámite para acelerar el embarque en los aeropuertos.

Desde AENA recuerdan que este proceso es voluntario y los accesos estándar siempre estarán disponibles.

Este avance se suma a otro que también va ganando terreno: los escáneres tridimensionales para no tener que sacar los líquidos en los controles de seguridad.

El control del equipaje de mano es uno de los puntos donde más aglomeraciones se forman, pero gracias a las nuevas tecnologías también se está logrando reducir.

Los nuevos escáneres que se van instaurando permiten al pasajero no tener que sacar nada de la mochila o maleta de mano, lo que reduce notablemente el tiempo de espera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *