El futbolista brasileño Dani Alves no saldrá de prisión este jueves porque no ha podido reunir todavía el millón de euros de la fianza que le pide la Audiencia de Barcelona para salir en libertad provisional.

Según fuentes de RTVE, el plazo era entre las 9:00 y las 14:00 horas, cuando estaban abiertos los juzgados, pero la abogada de jugador no ha consignado dicha cantidad de dinero como fianza.

Tendrá otra oportunidad mañana viernes, día 22, antes de que ya tuviera que esperar al lunes, cuando reabran los juzgados.

Esto confirma que eran ciertos las especulaciones del propio entorno del futbolista sobre que su situación económica no era muy buena y que no tenía el dinero para la fianza.

De hecho, se habla de que Alves habría pedido a la familia del futbolista Neymar, su ex compañero en el Barça y la Selección brasileña, que le facilitara avales para conseguir ese dinero.

En concreto, se ha apuntado a la figura del padre de Neymar, quien hace años protagonizó un famoso proceso judicial por las comisiones cobradas en el fichaje de su hijo cuando llegó al Barça en 2013.

Puesta en libertad

El brasileño tendrá que pagar una fianza de 1 millón de euros para salir de la cárcel. La Audiencia de Barcelona le condenó en febrero a 4 años y medio de prisión por la violación de una joven en los baños de una discoteca de Barcelona a finales de 2022.

Tanto Dani Alves como la víctima y la Fiscalía, han presentado recursos contra la sentencia. El jugador lleva en prisión desde enero de 2023, ya que durante todo el proceso, desde que fue denunciado por la víctima, estuvo en prisión preventiva. Ese tiempo en preventiva cuenta como condena, y Alves ya habría cumplido, por tanto, el tiempo mínimo necesario para poder acceder a la libertad provisional.

Sin embargo, el juez magistrado ponente de la sentencia, Luis Belestá, emitió un voto particular en el sentido contario al resto de sus compañeros. Argumentó que «con el máximo respeto y consideración hacia mis compañeros de Tribunal y haciendo uso del derecho establecido en el art. 260.1 de la LOPJ, discrepo del criterio de la mayoría y creo que debería prorrogarse la situación provisional del acusado con el límite máximo de la mitad de la pena impuesta, esto es, 2 años y 3 meses de prisión, tal como establece el segundo párrafo del artículo 504.2 LECRIM».

Cree que deber ser así mientras «se sustancian los recursos de apelación interpuestos». «El motivo de discrepancia y que no fue suficiente para convencer a mis colegas, es que los argumentos que llevaron a acordar la prisión provisional, no solamente se han confirmado, sino que se han reforzado», comenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *