Un hombre de 29 años ha sido detenido esta tarde por dos agentes de la Guardia Civil por presuntamente repartir marihuana a domicilio disfrazado de repartidor de Amazon para no levantar sospechas. Fue informada por un vecino que denunció haberse encontrado 5 gramos de marihuana sobre su felpudo. Este hecho hizo sospechar a los agentes de que un camello andaba suelto repartiendo estupefacientes y que en esa ocasión se equivocó de destinatario.

El detenido fue pillado infraganti dejando un paquetito en la puerta de un chalet a las afueras de la ciudad. El modus operandi que utilizaba era sencillo, metía la cantidad de marihuana previamente pactada por Whatsapp en una cajita de cartón con un sello falso de Amazon y lo dejaba en felpudos, buzones o paneras. Además el individuo utilizaba para la tarea una sudadera vieja con agujeros, pantalón de pana azul marino, y una gorra, todo ello para simular ser un repartidor experimentado.

En la Peugeot Partner que utilizaba para trasladarse por las calles, los agentes encontraron un datáfono, varias carpetas con papeles para simular que es repartidor, y una maquina digital idéntica a la que usan los repartidores. De esta manera,, el detenido llevaría traficando con marihuana y superando los controles policiales desde hace 13 días. Después de su intervención los encargados de la investigación pudieron comprobar que el detenido tenía una lista de difusión creada en Whatsapp con 172 clientes a los que avisaba cuando había llegado la mercancia. Además a muchos de ellos les ofrecía su ubicación real para que vieran en directo el estado de su pedido y la distancia a la que se encuentra.

El hombre se enfrenta ahora a dos delitos graves, uno por trafico de estupefacientes y otro por atentado contra la salud pública. Las sanciones que le pueden caer son desde 6.000 euros hasta 4 años de cárcel. En su defensa alegó que el hace eso para subsistir y que gracias a la marihuana puede alimentar a su familia. “Agentes entendedme yo no hago eso por capricho, lo hago por necesidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *