El tabaquismo es una de las adicciones más dañinas y que más muertes causa en el mundo cada año. Por ello el Ministerio de Sanidad sigue trabajando en mejorar el plan Antitabaco para conseguir minimizar las cifras de fumadores.

El ministerio de Mónica García ha planteado encarecer las cajetillas de tabaco como parte de este plan, así lo ha confirmado la ‘Cadena SER’ citando a fuentes del ministerio.

Y es que según los datos, España es de los países de la Unión Europea que más barato vende el tabaco. Unas diferencias que en algunos casos son muy notables, con diferencias de hasta 8 euros menos por cajetilla.

La propuesta de Sanidad es subir el precio de la cajetilla de tabaco mediante una subida de impuestos, por lo que este plan también tendría que pasar por Hacienda.

A principios de año ya subieron un poco los precios del tabaco en España debido a las modificaciones de impuestos del Ejecutivo que se realizan cada año.

Pero el objetivo de García es que la subida sea mucho más considerable.

¿Por qué una subida como parte del plan antitabaco?

Según el citado medio, desde Sanidad abogan por esta fórmula como una de las más acertadas para minimizar el consumo de tabaco.

En un clima de incertidumbre económica, en general, las personas miran mucho más los gastos y si se incrementa el precio de la cajetilla, es más probable que muchos dejen esta práctica tan nociva.

En España, en comparación con los países europeos, el tabaco es muy barato. Una cajetilla vale entre 4 y 5 euros de media mientras que en países como Francia su coste medio es de 10 euros.

13 euros en Irlanda, alrededor de 7 en Alemania o los países nórdicos…Unas diferencias notables, por lo que García quiere encarecer el tabaco e intentar que se reduzca la cantidad de fumadores.

Además de esta subida, de la que todavía no han trascendido cifras o fechas, el plan antitabaco regulará también el uso de los vapeadores y la prohibición de fumar en las terrazas de los bares.

El tabaco mata a más de 8 millones de personas a nivel mundial cada año, según la Organización Mundial de la Salud. De estas muertes se estima que unos 7 millones son como consecuencia directa del hábito de fumar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *