El RCD Mallorca ha alcanzado este miércoles los 20.000 abonados por primera vez en los 107 años de historia de la entidad bermellona, en la temporada en la que finalizará la reforma del Estadi Mallorca Son Moix, con la nueva grada de animación L’INFERN 1916, formada por 2.760 personas.

El equipo estrenará la remodelación completa del estadio el próximo 13 de enero, en el primer partido de 2024 del Mallorca en casa, cuando la afición disfrute de la inauguración del nuevo estadio ante el RC Celta a las 16.15 horas.

«Queremos agradecer a toda la familia bermellona, que está en continuo crecimiento, por el constante apoyo que siempre nos muestra y que ha permitido que nos encontremos en la situación histórica actual. Sin embargo, el RCD Mallorca no se detiene aquí y continuará trabajando para seguir creciendo y mejorando en todos los ámbitos posibles», ha menifestado el comunicado del club.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *