Los reyes Felipe VI y Letizia están atravesando un momento complejo después de las acusaciones de infidelidad hacia la reina Letizia por parte de Jaime del Burgo.

El abogado es ex novio, ex cuñado y presunto ex amante de la reina, aunque desde Zarzuela nadie ha salido a negar o a admitir las acusaciones. La estrategia ha sido el silencio y el seguir haciendo vida como un matrimonio aparentemente normal.

Pero desde el escándalo de del Burgo se han sumado muchas otras informaciones críticas contra la reina Letizia, como que no sería la madre biológica de sus hijas (según Jaime Peñafiel) o que ha conducido ebria (situación que revela Jaime Abad en su libro sobre la monarca).

Los medios del corazón con más contactos en palacio han asegurado que el matrimonio real está roto y periodistas como Pilar Eyre han adelantado que la suspensión de la convivencia está al caer.

Pero desde Zarzuela no comentan nada y todo sigue igual. De hecho, los reyes se han dejado ver en ‘citas improvisadas’ más de lo habitual.

Hace unas semanas se les vio en los cines Renoir de Madrid y este mismo fin de semana se les ha vuelto a ver por el centro de la capital de paseo, comprando y de nuevo en un cine.

La teoría que señala que todo es un paripé

El medio ‘Vanitatis’ ha publicado las imágenes de la cita romántica de Felipe y Letizia por Madrid este fin de semana.

Vestidos de manera muy informal, los reyes pasearon por Tirso de Molina y entraron a la librería del cine Doré.

Zonas de la capital muy transitadas, por lo que según aseguran desde ‘En Blau’ todo forma parte de una estrategia.

Según recuerdan, lo habitual en sus salidas de ocio es que acudan de manera más discreta. A los reyes les gusta acudir al teatro, al cine e incluso a conciertos, pero según ha remarcado el citado medio, suelen hacerlo cuando las luces se han apagado o el show ha empezado para llamar menos la atención.

En las últimas ocasiones sus apariciones en público en citas de ocio han sido en lugares bastante transitados donde es casi imposible que pasen desapercibidos.

Paseos en calles con mucha afluencia, tapeo en bares concurridos y entrada a cines en fin de semana, momento en los que más afluencia hay.

Los rumores de separación o divorcio han sonado fuerte en los últimos meses con tanta polémica, por lo que se especula con que esta forma de dejarse ver juntos responde a una estrategia para contraatacar y hacer ver a la opinión pública que hacen vida juntos más allá de los actos protocolarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *