Hace unos años había un joven en España que acaparaba todas las miradas: el pequeño Nicolás.

Apodado así por aquel entonces por su corta edad, ya que apenas llegaba a los 20 años. Un joven con contactos en las altas esferas que se vio en la cúspide de la política.

Pasó de ser relaciones públicas en las discotecas madrileñas a codearse con políticos de nivel. Un ascenso meteórico que derivó en una caída de gran repercusión.

La vida intensa de este joven, nacido en Madrid en 1994, ha llegado a Netflix en formato de docuserie. Ya está disponible en la plataforma ‘Pícaro: el pequeño Nicolás’.

«He estado cerca de las cloacas»

El documental está dirigido por Tomás Ocaña y Adolfo Moreno y en él hablará directamente a cámara el joven protagonista.

Vínculos con políticos importantes, con los servicios secretos, con la Casa Real….Nicolás Gómez Iglesias, como se llama en realidad, estuvo muy ligado a las esferas de mayor poder del país.

Un ascenso que fascina y repudia a partes iguales. En el documental se narra de forma minuciosa todos los eventos que llevaron al joven a lo más alto y posteriormente a lo más bajo, pues cabe recordar que fue condenado a prisión por diferentes delitos.

«Era el puto amo y quería ser, todavía más, el puto amo», se le escucha aseverar en el tráiler promocional de lo nuevo de Netflix.

La serie cuenta con 3 episodios en los que se desentraña todo sobre él, como «no era nadie» y llegó a ser prácticamente todo.

Él mismo contará muchas de las principales anécdotas, pero también habrá testimonios de otras personas que tuvieron mucha relevancia en su puesta en escena.

«La erótica del poder ayuda muchísimo porque yo me puse muy gordito y ligaba. Y por mi cara no era», comenta entre risas.

Un análisis de uno de los fenómenos sociológicos más chocantes del país que, sin duda, promete ser, por lo menos, entretenido.

Todos los episodios ya están disponibles en Netflix.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *