El piloto de Fórmula 1 Pedro de la Rosa y el maquinista de Renfe Carlos Lambas han competido hoy en el #Reto300kph, un divertido pulso entre 2 profesionales de la alta velocidad en 2 simuladores, uno de trenes y el otro de coches, donde ambos contendientes han podido demostrar su pericia como «local» y «visitante».

El reto comenzó en las instalaciones que la Escuela de Formación de Renfe tiene en Madrid, donde se imparten los cursos de maquinista de la compañía. Allí, el piloto de F1 fue recibido por el director general de Organización y Talento, Lucas Calzado.

«Ha sido una experiencia increíble que me ha ayudado a entender mejor el trabajo de los maquinistas, por eso desde hoy puedo decir que ¡los admiro mucho más! No me imaginaba que conducir un tren tuviera tanta dificultad», explicó De la Rosa tras la experiencia-, «pero la verdad es que me he divertido muchísimo y me ha parecido que es una profesión apasionante y de un gran futuro».

Sobre el asfalto virtual

Posteriormente, De la Rosa y Lambas se trasladaron a los simuladores de conducción de Racing Unleashed, en Alcobendas, donde, tras un breve briefing por parte del piloto, ambos se subieron a sus respectivos monoplazas para continuar el reto en el asfalto virtual.

El resultado del desafío ha sido lo de menos; lo importante, en este caso, era mostrar el valor pedagógico de los simuladores de conducción y hacer realidad, al menos en el universo virtual, esa carrera soñada por muchos aficionados entre las 2 referencias de la alta velocidad: el AVE y la Fórmula 1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *