El 64,9% de los españoles piensa que la llamada «cultura del enchufe» es lo que mejor funciona a la hora de conseguir un buen empleo, muy por encima de la cualificación o el trabajo duro. Es lo que indica la encuesta de clima laboral que ha elaborado 40dB para la ‘Cadena SER’ y el diario ‘El País’.

Según la mencionada encuesta, la desafección laboral ha subido casi 11 puntos en apenas 4 generaciones y los más jóvenes se encuentran mucho más insatisfechos con sus puestos de trabajo.

La cultura del enchufe

Los españoles tienen claro que en las empresas se impone la cultura del enchufe. Dos de cada tres españoles creen que para conseguir un empleo de calidad es mejor tener contactos que valía profesional. Es una percepción generalizada en cualquier tramo de edad al que se pregunte.

Así, a excepción de quienes están cerca de la jubilación, las tasas de desconfianza hacia la cultura laboral suben con la edad: reina entre los más maduros, hasta el punto de que el 68,5% de quienes están entre 43 y 58 años piensan que el enchufe es la forma más rápida de conseguir un buen empleo, frente al 66,5% de la generación millennial (de 27 a 42 años) y una tasa un poco inferior, aunque mayoritaria del 63,4% de la generación más joven, la generación Z (hasta 26 años).

La explotación laboral, generalizada

La percepción sobre el mercado laboral tampoco es buena, ya que se piensa que reina la explotación de los trabajadores. En concreto, el 76,9% de los empleados cree que el abuso del trabajador es bastante o muy frecuente, una percepción que sube entre los trabajadores no cualificados, frente a los empresarios que no la consideran común mas que en el 16% de los casos.

Los empleados también opinan que algunos trabajadores cometen fraudes, aunque si el 76,9% piensa que existe explotación a los trabajadores, apenas el 58,8% (casi 20 puntos menos) cree que los fraudes de los empleados son frecuentes. Lo que sí resulta común entre todos los empleados es la percepción de que bastantes de sus colegas solo cubren el expediente. De esta manera, más de la mitad de los encuestados cree que la otra mitad trabaja «lo mínimo para que no le echen».

Insatisfacción laboral entre los jóvenes

El nivel de satisfacción con el trabajo ha bajado 11 puntos en 4 generaciones:

Si la generación más mayor (la de los ‘baby boomers’, quienes sobrepasan los 59 años o más) cuenta con casi 9 de cada 10 personas satisfechas con su trabajo (el 87,9%). La generación más joven (la generación Z de menores de 26 años) tiene 10 puntos menos de satisfacción (solo el 77%). Son solo 3 de cada 4 los que se muestran muy o bastante satisfechos.

La dimisión no es una opción

Pese a esa insatisfacción de la que hablan muchos empleados, la dimisión no se encuentra como una opción muy vista en nuestro país. Solo uno de cada 10 empleados (un 11%) asegura que, ante una situación de clara insatisfacción, sí dejaría su puesto de trabajo aunque no exista otra alternativa.

La gran mayoría de los encuestados (un 70,8%) dice que seguiría trabajando, pero buscando activamente empleo desde un empleo por resignación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *