El británico Lewis Hamilton (Mercedes) fue el más rápido este jueves en los segundos entrenamientos libres del Gran Premio de Baréin, donde los Mercedes alertan de su nivel y los españoles Fernando Alonso (Aston Martin) y Carlos Sainz se apuntaron a la fiesta acabando tercero y cuarto, con el primero a menos de tres décimas del inglés.

Hamilton puso el crono en 1 minuto, 30 segundos y 374 milésimas, 206 milésimas menos que su compañero y compatriota George Russell, mientras que el español Carlos Sainz (Ferrari) en cuarta posición, se qudó a 395 milésimas del inglés, y el mexicano ‘Checo’ Pérez acabó décimo.

Aunque el tiempo no es mejor que el crono marcado la semana pasada por Sainz en los test, pues bajó a 1 minuto y 29 segundos, sí que demuestra el paso adelante de los Mercedes esta temporada. Aun así, todo hace indicar que los Red Bull siguen teniendo la llave de la calificación de este sábado, a pesar de que ni Pérez, décimo, ni el neerlandés Max Verstappen (Red Bull), sexto, prefirieron tomárselo con calma sobre el trazado de Sakhir.

Un aperitivo de la calificación de este viernes

Después de no mostrarse mucho durante la primera sesión de libres, los grandes favoritos salieron a pista en cuanto el semáforo dejó de estar en rojo y aunque siguieron dejándose varios ases guardados bajo la manga, empezaron a exhibir cuál es el ritmo real de sus monoplazas en este Gran Premio de Baréin, el primero de la temporada.

Las gomas de color rojo —las más blandas— fueron las más vistas en los monoplazas y en apenas 3 minutos los mejores cronos ya bajaban del 1.32, algo que no había ocurrido en toda la primera sesión de libres, en el que el mejor tiempo lo había tenido el australiano Daniel Ricciardo (Visa Cash App RB), con un 1:32.869.

El monegasco Charles Leclerc (Ferrari) fue el primero que consiguió bajar a un minuto y 31 segundos, pero no duró mucho hasta que el británico Lewis Hamilton (Mercedes) destrozaba los parciales y dejaba el crono en 1:30.751, un tiempo 8 décimas mejor que el de Leclerc que le ponía con solvencia en el liderato esta segunda tanda de libres.

Nadie quiso perderse esta oportunidad de probar con blandos y uno de ellos fue Alonso, que a los pocos minutos de que Hamilton se exhibiera sobre el trazado de Sakhir, se quedó a tan solo 284 milésimas del ingles pese a su mal primer sector.

Todavía no había aparecido Verstappen, el triple campeón del mundo y que se postulaba como el gran rival a batir de la jornada, pero el neerlandés se quedó por detrás de Hamilton y también de Alonso, y no dejó muy buenas sensaciones sobre la pista, aunque, claro está, la de este viernes será otra historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *