Willyrex, un conocido ‘youtuber’ español que reside desde hace años en Andorra, posee al menos 3 inmuebles en propiedad en España: 2 enormes pisos en zonas caras de Barcelona (Pedralbes y Sarrià-Sant Gervasi) y una participación en un local, también en Sarrià-Sant Gervasi. Y según ha podido saber ‘El periódico de España’, la Agencia Tributaria le prohíbe disponer de ellos desde finales de octubre de 2022 debido a una inspección sobre sus deudas personales con el fisco.

Esto quiere decir que no puede ni venderlos ni alquilarlos ni ponerlos a nombre de otro, de acuerdo a distintas fuentes consultadas, hasta que dichas deudas no estén saldadas o hasta que Willyrex recurra y gane.

Desde el citado diario intentaron contactar con el afectado, cuyo nombre real es Guillermo Díaz Ibáñez, para conocer el estado del procedimiento. La agencia de representación de Díaz proporcionó su correo personal, pero Díaz respondió dejando el asunto en manos de su abogado, que se limitó a responder que «la información no es correcta», sin explicar en qué puntos estaba en desacuerdo.

Dichos inmuebles están a nombre de una sociedad, Willyrex SL, sobre la que el ‘youtuber’ posee el 100% del capital social. Así que , Hacienda embargó cautelarmente sus participaciones en la empresa y, para evitar que la vaciara, incluyó los pisos.

«Hasta 2012, en estos casos podías tener embargada la participación en tu sociedad pero si esta tenía inmuebles podía venderlos», dice Carlos Cruzado, presidente del sindicato de los técnicos de Hacienda (Gestha). «Ahora la ley permite impedir la disposición del bien siempre que el obligado tributario [la persona que debe dinero] tenga el control de la sociedad. Se hace para evitar que la vacíe».

En cualquier caso, explican las fuentes consultadas, si Willyrex viviera en alguno de esos pisos podría seguir haciéndolo. Pero él ha dejado claro que vive en Andorra, país en el que debe pasar más de 183 días al año para ser considerado residente fiscal y pagar menos impuestos que en España.

La razón por la que se fue, como muchísimos profesionales que se dedican a crear contenido en redes, porque consideraba que los tipos españoles eran muy altos, con el argumento de que ya había pagado lo suficiente. «He pagado tantos impuestos que mi saldo con lo que me ha dado a mí España… creo que he pagado 3 vidas mías», dijo en una entrevista en el podcast de Jordi Wild. «Mi saldo está más que pagado».

La Agencia Tributaria toma este tipo de medidas cautelares cuando tiene bastante claro que hay una deuda, una cantidad por la que el investigado no ha tributado como debería, y considera que hay riesgos de que no se la paguen. Así se asegura de que, pase lo que pase, la cobrará. Las medidas cautelares duran, como máximo, un año. Si el investigado paga de forma voluntaria, se levantan; si no lo hace, pasan al período ejecutivo.

De estar ya resuelta la deuda, el primer interesado en levantar la carga sobre los inmuebles en el registro de la propiedad sería el propio Díaz, algo que aún y a tenor de la información a la que ha accedido el citado medio de comunicación, no ha sucedido.

Unos pisos por valor de millones

El mejor piso que posee la sociedad ligada al ‘youtuber’ y ‘streamer’ está ubicado en la calle Marqués de Mulhacén, en el barrio de Pedralbes. Esta zona es una de las más elitistas de la capital catalana y lugar de residencia de importantes personalidades como Joan Manuel Serrat o Javier Sardá y, en el pasado, las parejas como Gerard Piqué y Shakira o Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina.

El inmueble de Díaz Ibáñez es una tercera planta con 232 metros cuadrados construidos, que cuenta con 3 plazas de garaje y un trastero. El piso fue comprado en 2021 y, según la plataforma de datos inmobiliarios de ‘Fragua by Atlas Real Estate’, estaría valorado en 2,59 millones de euros.

Las otras 2 propiedades de Willyrex son un piso y una parte de un local en Sarrià-Sant Gervasi, ambos inscritos a su nombre en 2018. El primero, en la calle Tavern, tiene 103 metros cuadrados. Valorándolo a precio de mercado, que se sitúa en 4.336 euros por metro cuadrado, tendría un precio de mercado aproximado de casi 447.000 euros.

El tercer activo en manos del ‘streamer’ es una participación de 819 partes indivisas de un local semisótano, que se encuentra en la segunda de un edificio en la calle Descartes. Aunque el inmueble tiene 268 metros cuadrados, según el Catastro, la superficie construida es de 25 metros cuadrados y tiene uso residencial, por lo que fue pensado únicamente para uso de almacenaje.

El Rubius como precedente

Willyrex S.L, la sociedad propietaria de los pisos bajo la lupa de la Agencia Tributaria, fue constituida en Madrid en 2012. Díaz abrió su canal de Youtube en 2009, cuando aún tenía 16 años y grababa un vídeo diario antes de ir al instituto, según contó en una entrevista de la época.

«En ningún momento pensé que se pudiese vivir de esto», dijo. Pronto se dio cuenta de que si le dedicaba tiempo y era constante podía ganar dinero con ello. Empezó la carrera de Administración y Dirección de Empresas (ADE) y la dejó a los pocos meses para centrarse en los vídeos. El nombre de Willyrex viene de Willy (Guille en inglés) y Rex (rey en latín).

En el momento de abrir la empresa, Willyrex ya era uno de los ‘youtubers’ españoles más seguidos de la plataforma. Ese año declaró 210.000 euros de ingresos en la sociedad; el siguiente, 687.000 euros. En 2014 y 2015 siguió facturando cientos de miles de euros pero redujo los beneficios al aumentar considerablemente los gastos de personal. En 2014 pagó 485.000 euros en salarios y en 2015, 248.000 euros.

Aun así, en las cuentas de ambos ejercicios no consta que WIllyrex S.L tuviera empleados. Hasta abril de 2016, Díaz era el administrador único de la empresa; a partir de entonces este puesto se quedó en manos de Ángeles Ibáñez y dejó de declarar ingresos. Las fechas coinciden con la mudanza del ‘youtuber’ a Andorra, donde se fue con el también ‘youtuber’ Vegetta777, Samuel de Luque, que fueron los primeros ‘youtubers’ en marcharse al país vecino.

En 2018, la sociedad incluyó un millón de euros en propiedades inmobiliarias en sus cuentas. Desde entonces, no ha vuelto a depositarlas en el Registro Mercantil.

Motivos de la inspección: desconocidos por el momento

Los motivos de la inspección de la Agencia Tributaria a Willyrex no son conocidos. Sin embargo, conviene recordar el precedente de su amigo y también ‘youtuber’ El Rubius, que fue condenado a pagar 73.000 euros por defraudar.

En este caso, la AEAT le reclamó cantidades que tenía que haber facturado y tributado como autónomo y no a través de su sociedad Snofokk S.L. El Rubius y Willyrex son de los pocos grandes ‘youtubers’ con sociedades que declaren ingresos sustanciales.

La maniobra de facturar a través de una sociedad y no personalmente para pagar menos impuestos (el Impuesto de Sociedades es del 25% y el IRPF llega al 47% en sus tramos más altos) es conocida.

En los últimos años, muchos personajes famosos (actores y presentadores de televisión) han sido ‘cazados’ por Hacienda ejecutándola. Incluso el primer ministro de cultura de Pedro Sánchez, Máximo Huerta, tuvo que dimitir cuando se publicó que él también se había servido de este tipo de sociedades para pagar menos.

Según explicó el presidente de Gestha a ‘El Periódico de España’, en el caso de «El Rubius, la AEAT consideró que su actividad era personalísima y tenía que tributar por renta. Hay que analizar la sociedad y sus circunstancias. Si se considera que no aporta nada o se observa que la persona factura a la sociedad a precios que no son de mercado, se considera una empresa pantalla».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *