El asedio del Ejército de Israel en la Franja de Gaza continúa. Tras 119 días de ofensiva bélica, ha asegurado este viernes que sus tropas se preparan para desplegarse en el sur de la zona, donde antes de la guerra solo vivían unas 250.000 personas pero que ahora alberga a más de un millón de personas desplazadas en 150 kilómetros cuadrados.

«La Brigada Jan Yunis de Hamás se jactó de que se opondría a las Fuerzas de Defensa de Israel, ahora se está desmoronando, y les digo aquí, estamos completando la misión en Jan Yunis y también llegaremos a Rafah y eliminaremos a todos los terroristas«, ha dicho el ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant a las tropas de la 98.ª División durante una visita al lugar.

En Rafah los ataques aéreos israelíes están creciendo, y al menos 4 civiles han sido asesinados, según la agencia oficial palestina Wafa. Además, las tropas hebreas siguen confiscando armas como rifles AK-47, explosivos y munición a milicianos de Hamás.

«Las tropas terrestres de las Fuerzas de Defensa de Israel continúan operando en el oeste de Jan Yunis (sur de la Franja)», ha anunciado este viernes el Ejército en un comunicado. «Durante el último día, más de 20 terroristas murieron, principalmente durante combates cuerpo a cuerpo«.

También en Jan Yunis, en «redadas selectivas contra diferentes objetivos terroristas y complejos militares» han sido incautados rifles AK-47, granadas, artefactos explosivos, equipo militar y municiones. Las tropas israelíes han sido atacadas con varios misiles antitanque, según el comunicado, antes de que «la célula terrorista fuera desbaratada» en un ataque aéreo.

En el centro y norte del enclave palestino, al menos 10 terroristas han sido asesinados en la zona de Shati, donde también siguen los combates y las incursiones «en sitios de infraestructura terrorista», informó el Ejército Israelí.

Israel asegura que «decenas de mezquitas» han sido usadas por Hamás y Yihad Islámica en Gaza

Por otro lado, el Ejército de Israel ha dicho este viernes que las organizaciones islamistas Hamás y la Yihad Islámica han usado «repetidamente decenas de mezquitas» en la Franja de Gaza como punto de encuentro, almacenaje de armas y entrada de túneles.

Según documentos encontrados por el ejército en Jan Yunis, sur de Gaza, y a los que periodistas solo han podido acceder a dos hojas escaneadas, con dos tablas que muestran en árabe los nombres de dos imánes de las mezquitas Al Noor y Al Sheik Mustafa Al Akkad y su posible asociación a Hamás y la Yihad Islámica, junto a los nombres de muecines, ayudantes y el número medio de feligreses.

El ejército también ha compartido imágenes de satélite que muestran mezquitas, próximas a «instalaciones terroristas» o la boca de un túnel, pero no localizadas dentro de ellas.

Mentiras israelíes

Estos documentos «revelan la influencia de Hamás en los líderes religiosos de la Franja de Gaza y demuestran el alcance de la infiltración de Hamás en posiciones de liderazgo religioso local con la intención de promover discursos de odio, instigar la violencia y alentar a los civiles a unirse a grupos terroristas», ha criticado este viernes el comunicado castrense.

En reclamos anteriores, el Ejército de Israel indicó durante semanas en noviembre que el hospital Al Shifa, el mayor de Gaza, era una especie de base masiva de Hamás, lo que justificó su asedio y bombardeo; declaración que después fue negada por medios internacionales.

El 14 de noviembre, el Ejército israelí señaló que había encontrado una base militar bajo el hospital gazatí Al Rantisi, de donde sacaron una supuesta lista con nombres de miembros de Hamás que habrían estado, en turnos, vigilando a rehenes. En realidad, el documento era un calendario, y los nombres en árabe no eran más que los días de la semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *