Desde este viernes, la borrasca ‘Karlotta’ dejará problemas para una país que necesita lluvias para paliar el problema de sequía, pero los fuertes vientos serán otro componente de este temporal.

En la Península y Baleares continuará el paso del frente atlántico activo asociado a ‘Karlotta’, que dejará abundante nubosidad y precipitaciones generalizadas. Eso sí, excepto en el área mediterránea, donde serán más débiles. Se espera que las precipitaciones sean localmente fuertes o persistentes en zonas del cuadrante suroeste peninsular, oeste de Galicia y Pirineos.

La cota de nieve en la Península será de unos 2000 metros inicialmente, bajando a 1200-1400 metros en el noroeste, y 1500-1800 en el resto.

Las temperaturas irán en descenso en el noroeste peninsular, y las máximas en descenso en la mitad oriental y Baleares. Las temperaturas nocturnas en ascenso en Andalucía y área mediterránea. Con pocos cambios en el resto. Heladas en Pirineos, que de forma débil y dispersa se podrían dar en otras montañas de la mitad norte.

Fin de semana

El fin de semana estará bajo la influencia de esta borrasca, con cielos nubosos o cubiertos y precipitaciones generalizadas.

Las mayores acumulaciones se darán el viernes. El sábado serán menos abundantes y frecuentes en general, remitiendo por el oeste y persistiendo el domingo en el Cantábrico y Pirineos, cuando un nuevo frente dará precipitaciones en la vertiente atlántica, abundantes en el tercio sudoeste.

Se esperan nevadas en sistemas de montaña, sin descartar en zonas aledañas, en cotas que bajarán a 700-1000 m.

Las temperaturas descenderán de forma acusada, con heladas ganando terreno e intensidad en áreas de montaña y este de ambas mesetas.

Soplarán vientos intensos de componente oeste, fuertes en litorales y con rachas muy fuertes afectando también a amplias zonas de interior, en especial en montañas y en Levante.

Próxima semana

Durante la semana del 12 al 18 se prevé que continúe la inestabilidad intermitentemente en la Península y Baleares, al principio con precipitaciones afectando a buena parte del territorio, débiles en general y poco probables en el área mediterránea oriental. Afectarán después al tercio noroeste, abundantes en Galicia.

Tras una probable tregua el miércoles 14, el jueves vuelven las precipitaciones con el acercamiento de borrascas atlánticas, aunque ya con incertidumbre más elevada y varios escenarios posibles. Son probables el jueves en el tercio noroeste y, a partir del viernes, en el tercio norte, sin poder descartar todo el resto de zonas. Posibilidad de nieve en el Pirineo.

Las temperaturas aumentarán durante la primera mitad de la semana, con descensos en la segunda. Las heladas se limitarán a Pirineos y, de forma dispersa, a otros sistemas de montaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *