La reina Letizia está atravesando uno de los años más difíciles tras las revelaciones de Jaime del Burgo y su enorme repercusión.

Además de su presunta aventura con él, un idilio del que el rey ya sería conocedor, se han sumado también las informaciones de Jaime Peñafiel que ponen en duda la filiación de las hijas de los reyes.

Que los escándalos se hayan hecho públicos ha puesto al matrimonio en jaque, según aseguran los periodistas expertos en la Casa Real española. De hecho, se especula con que la relación está rota y no hacen vida juntos, aunque oficialmente siguen siendo un matrimonio.

Pero lejos de que la tormenta amaine para la reina Letizia, el ambiente se ha caldeado más con la reciente publicación del libro ‘Letizia, una biografía no autorizada’, del periodista Jaime Abad.

El periodista asegura valerse de informaciones policiales e incluso contactos en la Guardia Real para mostrar la vida oculta de la reina.

Broncas a gritos con el rey, conducir borracha…

Como era de esperar, el libro no deja en buen lugar a la reina y el periodista ha detallado multitud de episodios desconocidos de la actual reina de España.

Uno de los episodios hace referencia a una bronca del matrimonio en una céntrica joyería de Madrid. Una discusión que, según los testigos presenciales que el periodista cita como fuentes, fue muy elevada.

«Estoy hasta los cojones de ir siempre de prestada», le espetó Letizia a su marido por tener que llevar joyas heredadas de la reina Sofía o de otras personalidades de la monarquía.

Fue entonces cuando, siempre según la narración del periodista, la reina Letizia obligó al príncipe a comprarle una diadema de diamantes de 80.000 euros.

«80.000 billetes morados», recoge el libro que pagó el rey, lo que da a entender que fue en efectivo y con dinero de dudoso origen.

En la biografía no autorizada de la reina Letizia, Abad también revela que la reina ha conducido «borracha» el Mercedes.

Se vale del testimonio del conductor que supuestamente se encontró con ella «haciendo eses» en la A-6 escoltada por otros 2 vehículos.

En el libro cuenta como los escoltas impidieron que hubiese un accidente, pero que en un momento dado él se cansó y decidió adelantar al Mercedes negro, cuando para su sorpresa pudo observar a la reina al volante.

Según sostiene, el hombre afirmó que «ya era reina» cuando se produjo este episodio.

Abad incluso asegura que la reina ha intentado seducir a sus escoltas y alguno ha cambiado de destino para evitar problemas.

«Sus escoltas varones evitan acudir a la sala habilitada para hacer ejercicio cuando la reina está en Palacio porque a pesar de ser un lugar para empleados Letizia acude para dejarse ver y les pone nerviosos», explica en el libro.

También se cuenta en el libro que Zarzuela pagó hasta 1 millón de euros para evitar la difusión de un vídeo en el que una joven Letizia criticaba la monarquía española y exaltaba la República.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *