Madrid y Baleares son las únicas comunidades autónomas que han sumado superávit en las pensiones contributivas durante la última década, acumulando hasta 19.000 millones y 4.000 millones de euros, respectivamente, en pleno debate sobre el modelo de caja única de Seguridad Social por el acuerdo entre PSOE y PNV.

Así lo arrojan los datos que proporciona desde 2013 el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, recopilados por Europa Press, sobre las cantidades de ingresos y gastos en pensiones contributivas por comunidades autónomas, y que al término del pasado año dejó a Madrid y Baleares con superávit, a diferencia de gran parte del resto de territorios.

Más concretamente, la Comunidad de Madrid cuenta con un acumulado de 18.962 millones de euros, siendo la región en la que los ingresos superan en mayor medida a los gastos en la Seguridad Social de toda España desde el año 2013. Le sigue Baleares, que ha acoplado un superávit de 4.187 millones de euros durante la pasada década.

Al cierre de 2022, Madrid obtuvo un superávit de 3.033 millones de euros, la cifra más alta desde 2013. No obstante, nunca ha estado por debajo de los 1.500 millones de euros, mientras que superó por primera vez los 2.000 millones de diferencia positiva en 2019. Desde entonces nunca ha bajado de dicha cifra, excepto en el año de la pandemia, cuando su diferencia positiva bajó hasta los 1.700 millones de euros.

Por su parte, Baleares registró un superávit de 611 millones de euros al término del pasado año, aunque el año que más dinero acumuló de la Seguridad Social fue en 2019, con 692 millones de euros. Los años que menos diferencia positiva sobre los gastos fueron 2020 (159 millones de euros) y 2013 (202 millones de euros).

CATALUÑA ACUMULA 30.000 MILLONES DE DÉFICIT

En el lado contrario se sitúa Cataluña, que es una de las comunidades autónomas con más gastos que ingresos en la Seguridad Social desde el año 2013. Según estos datos, la región presidida por Pere Aragonès suma un total de 30.464 millones de euros de déficit contributivo en la última década.

En este contexto, los datos arrojan que en el cierre de 2022, Cataluña también fue una de las comunidades con mayor saldo negativo entre gastos por las pensiones y los ingresos por las cotizaciones, que alcanzó los 2.839 millones de euros.

El año de la pandemia, Cataluña registró su mayor déficit contributivo, con casi 4 millones de euros de gastos por encima de los ingresos, mientras que los mejores datos los tuvo en 2019, con un déficit de 2.514 millones de euros.

CANARIAS Y MURCIA

Cabe recordar que en la actualidad, el modelo de pensiones en España se trata de un reparto en el que los cotizantes pagan el subsidio de los jubilados a través de la caja única, independientemente de la región en la que vivan.

Y en ese contexto, Canarias en la tercera comunidad autónoma que más superávit ha acumulado desde 2013, con 2.871 millones de euros, si bien en el año 2021 registró un déficit de casi un millón de euros, por lo que no ha registrado de manera continuada un porcentaje mayor de ingresos que de gastos.

En el lado de los territorios que tienen un acumulado de déficit desde 2013, el de menor tamaño es el de Murcia, con 414.417 euros. Esto se debe en parte a que en tres de los últimos diez años ha logrado registrar superávit, siendo la cuarta y última comunidad en conseguirlo. En concreto, obtuvo más ingresos que gastos en los años 2019 (53.193 millones de euros), 2021 (128.615 millones de euros) y 2022 (105.535 millones de euros).

En este sentido, según datos del Ministerio de Seguridad Social, las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla sí que han registrado superávit de manera continuada desde hace una década, con 218 millones y 314 millones de euros respectivamente. Al cierre de 2022, Ceuta acumuló 24 millones de euros más de ingresos y gastos, mientras que la cantidad de Melilla ascendió a los 34 millones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *