Este 14 de febrero celebramos, un año más, el día de los enamorados, también llamado Día de San Valentín. Pero, ¿de dónde procede? ¿Por qué se celebra la fiesta de los amantes este día de febrero?

Porque aunque se suela tachar de una festividad consumista, San Valentín no lo inventaron los grandes almacenes para hacer caja a costa de los regalos de enamorados, peluches o joyas que se acumulan cada año.

Teorías sobre San Valentín

Una de las teorías más sustentadas sitúa el origen de esta celebración de San Valentín en la Roma del siglo III, cuando el emperador romano Claudio II prohibió el matrimonio porque los recién casados se negaban a ir a la guerra. Además, el emperador quería frenar la expansión del cristianismo por su territorio. El sacerdote Valentín continuó celebrando matrimonios por lo que obtuvo gran fama y reconocimiento fue encarcelado. Mientras estuvo recluido su custodio quiso humillarle y le propuso que curara la ceguera de su hija. El sacerdote aceptó y obró un milagro atribuido al amor de Valentín le permitió recuperar la vista. Valentín fue ejecutado el 14 de febrero y en su tumba, sigue la leyenda, Julia plantó un almendro. Hoy este árbol, es considerado símbolo de amor y amistad.

Otra teoría es que fue una creación del papa Gelasio I para acabar con los restos de fiestas paganas de la Antigua Roma.

Eligió San Valentín por ser un religioso soldado al que mataron por casarse con su amada, pese a estar prohibido. La festividad fue eliminada del calendario católico en 1969 durante el papado de Pablo VI.Fue en el año 494 d.C. cuando se celebró por primera vez el Día de los enamorados, casi un siglo después de que la religión católica fuera declarada como la oficial de Roma. Fue, por tanto, una maniobra del papa para acabar con la festividad de las Lupercales, celebrada cada 15 de febrero. Lupercus era el protector de los pastores y sus rebaños, al cual se eligió para rendir honor a la loba que amamantó a los hijos que debían fundar Roma según la leyenda: Rómulo y Remo.

El entonces papa Gelasio I, decidió hacer sombra a la festividad creando otra el día anterior, que caía en San Valentín, un supuesto soldado religioso bajo el mando del emperador Claudio II durante el siglo III. Valentín se ordenó sacerdote y ofició bodas entre jóvenes. Sin embargo, a los soldados no les estaba permitido el matrimonio, pero se unió a su amada a pesar de la prohibición. Valentín firmó su sentencia de muerte ante el emperador, pues Claudio se hizo eco de lo que había realizado su soldado y lo mandó a ejecutar.

Día de celebración religioso

A día de hoy ya no es un día de celebración para la Iglesia Católica, ya que fue eliminado del calendario como resultado del surgido tras el Concilio Vaticano II. El nuevo calendario eliminaba todos aquellos santos origen de mitos y leyendas de los que no hay acuerdo en el seno de la institución católica.

Sin embargo, el papa Francisco quiso recuperar la celebración de San Valentín en 2014 como vía para devolver el sentido religioso a la festividad. Ese día celebró una misa en la que atendió a las preguntas de miles de parejas presentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *