La investigación judicial del caso Rubiales, dirigida por una juez de Majadahonda, se puso en marcha en junio de 2022, cuando se decretó su carácter confidencial.

En el transcurso de esta pesquisa, se autorizó la interceptación de las comunicaciones de los implicados (pinchazos telefónicos, en concreto), contando con la aprobación de la Fiscalía Anticorrupción.

Entre los principales implicados se encuentran Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, y el ex futbolista Nené, cuyo rol es crucial en este caso.

Cobros de constructoras

Las indagaciones se centran en 2 empresas que están bajo la lupa de los investigadores. En primer lugar, la constructora Gruconsa, la cual empezó a colaborar con la Federación durante el mandato de Rubiales y realizó pagos a otra entidad, Dismatec, durante esos años. Gruconsa fue la constructora que reformó el estadio sevillano de La Cartuja, donde la Federación organiza la mayoría de sus partidos.

Dismatec, vinculada a Nené y formalmente registrada a nombre de su pareja, es objeto de especial interés para la magistrada. Según la investigación judicial, Nené habría rescatado y englobado a Rubiales en su entramado empresarial tras la salida de este último de la Federación debido al incidente del beso no consentido a Jenni Hermoso.

De acuerdo con fuentes vinculadas al caso, la estructura empresarial de Nené se extiende tanto por territorio español como por la República Dominicana, aparentemente con el propósito de ocultar los fondos recibidos de Gruconsa.

Las escuchas telefónicas han revelado una posible «correlación de pagos entre ambas empresas», y la investigación se encuentra ahora en la fase de determinar si Rubiales pudo haber estado involucrado en estos pagos.

Rubiales, fuera de España

Rubiales se encuentra todavía en República Dominicana y según su abogada no espera regresar al menos hasta el 6 de abril, cuando tenía previsto su regreso a España, con vuelo de vuelta con esa fecha.

Se especula con que el ex presidente de la RFEF será detenido en cuanto pise suelo español, si es que regresa. Todavía está imputado, además, por el caso del beso no consentido a Hermoso, considerado un delito de agresión sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *