Sumar ha reclamado introducir en la Constitución Española el derecho al aborto. Lo ha planteado su portavoz adjunta, Aina Vidal, acompañada de la vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz, y del resto de las diputadas del grupo parlamentario, emulando a Francia, que se convirtió este lunes en el primer país en blindar el derecho al aborto en su Carta Magna y haciéndolo coincidir con el Día Internacional de la Mujer. Sin embargo, la ministra de Igualdad, Ana Redondo, ya lo ha descartado al considerar que «no se dan las condiciones».

«Estos días vamos a volver a llenar las calles, un día con clase y de clase. Un día que es importante y que, por lo tanto, queremos aprovechar para abrir un debate que nos parece fundamental», ha explicado Vidal.

Vidal se ha mostrado confiada en que las fuerzas políticas «puedan también hacer su propuesta», sin olvidar a «todo el movimiento feminista». «Esto no es un debate de partido, es un debate de país y de sociedad. Las mujeres, de cualquier color político, debemos participar del mismo», ha reclamado.

La ministra Redondo: «No se dan las condiciones»

Sin embargo, durante la presentación de la campaña oficial del Ministerio de Igualdad por el Día Internacional de la Mujer, que se celebra este 8 de marzo bajo el lema: ‘8M con Marzo, M de Mujeres, M de Mismos Derechos, M de Mariscadora, de Matemática, de Maestra, M de Maternidad Libremente decidida, M de Mismas Oportunidades, M de Marcha, de Movimiento, M de Migrantes, M de Mismo Trabajo, Mismi Salario, M de Me quiero Viva, M de Mi cuerpo es Mío, M de mirar al futuro, M de Más y Mejor», la titular de Igualdad ha descartado seguir el camino de Francia en este asunto.

Pero para Redondo, el proceso de reforma de la Constitución para incluir el derecho al aborto en el caso español es «muy exigente» y «realmente agravado», a parte de que requiere de «enormes consensos».

Así, la ministra cree que «no se dan las condiciones» para llevarlo a cabo y que hay que incidir en hacer lo posible para que las mujeres en España puedan ejercer su derecho al aborto, recogido en una «buena» ley que fue aprobada en 2020.

Al respecto, Vidal ha asegurado que «no le cabe en la cabeza que el PSOE no participe en esta lucha emancipatoria de las mujeres». «Estoy convencida de que, así como ya sucedió con otras cuestiones como con el salario mínimo interprofesional, con los ERTE, con la reforma laboral o en torno al impuesto extraordinario de la banca o de las eléctricas, van a cambiar su opinión y van a entender que esto tiene que ver con el derecho a la vida, el derecho a la salud y el derecho a la libertad de todas las mujeres», ha defendido.

Sumar responde: «Hay fuerzas que nos quieren arrebatar derechos»

«Hay fuerzas en todo el mundo que nos quieren arrebatar a las mujeres derechos que son básicos, por los que lucharon además todas las que nos precedieron, pero somos millones las que los vamos a defender. Esta semana, Francia y sus mujeres volvieron a ser luz e ilusión», ha destacado la portavoz, que ha lamentado que haya derechos que «aún se ponen en duda», como el de la libre interrupción del embarazo.

En este sentido, ha citado a países como Estados Unidos, Argentina o Polonia, aunque otros como Chile, Colombia o México han avanzado «recientemente dando pasos agigantados en esta materia». «Es el momento de que nuestra Constitución proteja y garantice la igualdad y la libertad de las mujeres de forma plena», ha reiterado.

Así, Vidal ha subrayado la importancia de «abrir este debate social» ante la «oportunidad de caminar juntas por una cuestión que es de consenso social y feminista, por una bandera en común con la que la sociedad española además está plenamente comprometida».

«No hay lucha que valga la pena si no es para todas y no hay conquista que se logre si no es con todas», ha argumentado la portavoz para quién «ser madre es una opción, no una obligación».

«Decidir cuándo quieres serlo es nuestro derecho, y no serlo no nos hace ni menos mujeres ni peores personas», ha apostillado.

En España, la última reforma de la Carta Magna entró en vigor hace menos de un mes y sirvió para eliminar el término «disminuidos», referido a personas con discapacidad. Ésta fue la 3ª reforma del texto constitucional en 45 años y costó años llevarla a cabo pese al consenso que había entre la mayoría de partidos del Congreso, a excepción de Vox.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *