La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma ha aprobado este martes por unanimidad una modificación puntual del Plan General (PGOU) con el objetivo de cambiar la calificación urbanística de las galerías de la plaza Mayor y que pasen a tener un uso sociocultural y con posibilidad de equipamientos comerciales.

Así lo ha explicado este martes el regidor de Urbanismo, Vivienda y Proyectos Estratégicos de Cort, Óscar Fidalgo, en la rueda de prensa posterior a la Gerencia de Urbanismo, en la que ha explicado que se iniciará un proceso de negociación con los locales privados de las galerías que se encuentran en la planta -1 de la plaza Mayor para que pasen a ser de dominio público.

Fidalgo ha indicado que se iniciarán negociaciones de carácter amistoso con los locales, aproximadamente 13, y en el caso de que no prosperen, se realizará un proceso de expropiación. Así, se calcula que se podrán comenzar a obtener los locales durante los primeros tres meses de 2024.

Una vez se publique la modificación puntual del Plan General en el Boletín Oficial de Baleares (BOIB), transcurrirán 30 días de información pública y después se procederá a su aprobación en el pleno municipal. Posteriormente, se abrirá un concurso de ideas, con una duración de dos meses, para sacar «con la mayor brevedad» la licitación del proyecto de obras.

Asimismo, Fidalgo ha indicado que la modificación del cambio de uso de las galerías es «absolutamente necesaria» y que se estaba preparando desde el 2021. Todos los grupos políticos en la Gerencia han votado a favor.

En esta línea, el regidor ha subrayado que la rehabilitación de las galerías y la transformación de la plaza Mayor es «uno de los objetivos prioritarios» del equipo de gobierno y que confía en que se pueda acelerar «para que sea una realidad cuanto antes».

Por otro lado, se contempla que el resto de las plantas, -2, -3 y -4, sean calificadas –como ya estaba previsto anteriormente en la Gerencia de Urbanismo y estaba dispuesto desde el año 2021– como zona de infraestructuras, con uso principal de aparcamientos, tanto de uso público, como privado.

En cuanto a la posibilidad de abrir el supermercado que se encuentra actualmente cerrado en las galerías, Fidalgo no lo ha descartado pero ha señalado que el Consistorio tiene «un proyecto mucho más ambicioso que el que haya un supermercado».

En concreto, ha hecho referencia a un centro de interpretación de la ciudad, que sea compatible con usos comerciales para dinamizar la planta -1 de la plaza Mayor y «hacer algo digno de la ciudad».

Asimismo, plantean un espacio actualizado, moderno y que añada elementos patrimoniales históricos importantes, poniéndolos en valor, y que «luzcan el patrimonio extraordinario que tiene Palma», ha declarado Fidalgo.

En esta línea, ha hecho hincapié en que el proceso de transformación no solo tiene que ver con la superficie de la plaza Mayor y de las galerías subterráneas, sino también con los accesos a la misma. De este modo, se incluye la Costa del Teatre, las escaleras desde la Rambla y el acceso desde Sindicato, entre otros.

En relación con las obras que se realizarán en la superficie de la plaza, el regidor ha explicado que habrá un concurso de ideas pero que, en cualquier caso, será transitable. También ha anunciado que espera que haya presencia vegetal.

En cuanto a los plazos, el regidor ha señalado que «poner una piedra ahí, siendo optimistas, será a final del año que viene», si se hacen las cosas «sin ninguna demora». Igualmente, confía en que la transformación de la plaza Mayor esté lista esta legislatura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *