Aunque animo a todo el mundo a comenzar con su proyecto web o blog como lo han hecho conmigo, existen circunstancias en las que veo que no es recomendable comenzar con un proyecto web ya que los resultados van a ser casi nulos o nulos por completo y lo único que se conseguirá es perder tiempo que podemos dedicarle a otra cosa.

En los 5 casos que voy a detallar a continuación no debes comenzar un proyecto web o blog, ya que posiblemente pierdas el tiempo:

  • Caso 1: No tienes las ideas claras, no sabes lo que quieres o aun no tienes decididos los detalles de tu proyecto. Antes de comenzar asegúrate de tener todos los detalles bajo control, hasta el último detalle. Si no tienes un plan, no conseguirás nada pensando todo sobre la marcha, aunque existen detalles que sí que tendrás que decidir después de iniciar el proyecto.
  • Caso 2: No tienes tiempo ni recursos para dedicarle a tu proyecto web o blog. Evidentemente todos los proyectos al principio necesitan especial atención para comenzar, en caso de no disponer de tiempo para dedicarle tú personalmente, puedes contemplar la posibilidad de pagarle a alguien para que le dedique tiempo por ti. Si no dispones de inversión económica para esto tampoco, tendrás un problema y no debes comenzar.
  • Caso 3: Si ya has iniciado anteriormente otro proyecto que aún se encuentra en fase de arranque y evolución, no debes comenzar otro. Primero préstale atención a un proyecto, haz que funcione y después cuando esté funcionando, puedes intentar comenzar otro.
  • Caso 4: Si no estás abierto a aprender, ya que para emprender, es un requisito indispensable estar dispuesto a “aprender”. Durante el proceso de inicio de un proyecto es una de las fases en las que más aprende un emprendedor ya que tendrá que realizar tareas a las que no está acostumbrado.
  • Caso 5: Si tu único y exclusivo objetivo o meta es “forrarte” no intentes ni comenzar, ya que posiblemente tu proyecto no salga adelante. La razón es que al comenzar un proyecto, tu principal objetivo o meta debe ser: aprender, superarte, desarrollarte de forma personal y profesional y conocer gente con la que cooperar y relacionarte profesionalmente.

Esta es una pequeña lista de razones o circunstancias por las que no debes comenzar un proyecto web o blog si te sientes identificados con estos casos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *