El progresivo desarrollo de la técnica de impresión en 3D, así como el avance y la cada vez mayor popularización de este tipo de impresoras, está llevando a que muchos fabricantes de maquinaria industrial estén empezando a verlas como serios competidores. Pero, ¿lo son realmente?

La impresión tridimensional, que es la que permite crear diferentes tipos de objetos con volumen a partir de un archivo de ordenador, se emplea en ámbitos muy diferentes. De hecho, empieza a alzarse como una muy buena opción, por ejemplo, en el sector de la arquitectura, la automoción, la ingeniería mecánica o la medicina –donde está resultando especialmente útil para la fabricación de prótesis médicas o moldes dentales-.

Sin embargo, las evidencias parecen demostrar que a las impresoras 3D aún les queda un largo camino por recorrer para poder sustituir a la maquinaria industrial. En primer lugar, destaca el hecho de que, aunque sí pueden ser muy precisas, la impresión de los modelos aún es lenta incluso en el caso de pequeñas piezas –por lo que intentar crear productos de mayor envergadura se alargaría demasiado en el tiempo-.

De la misma forma, y aunque cada vez se pueden realizar las impresiones con materiales más variados, lo más común es emplear resina o plástico. Unos materiales que resultan muy efectivos y apropiados para, por ejemplo, prototipos de diversas piezas o maquetas, pero no para las piezas en sí.

No obstante, y tomando como referencia esta idea, los especialistas en impresión 3D no apuestan necesariamente por alzar su producto como un sustituto de la maquinaria industrial sino, más bien, como un complemento de la misma.

Por ello, continúan investigando para poder mejorar su accesibilidad -el elevado precio que aún presentan los mejores modelos puede resultar un hándicap en muchos casos, por lo que es importante poder reducir los costes de producción– y presentarlo como una buena herramienta para facilitar el trabajo de ingenieros y diseñadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *