Muchos coleccionistas prefieren las figuras no posables a las articulables, sobre todo porque muchas tienen todo lo que necesitan: buen acabado, una pose espectacular de la que uno nunca se cansa de ver un precio, a veces, bastante accesible. Así son las Figuarts Zero de Bandai.

¿Por qué Figuarts Zero?

Ciertamente, la línea Figuarts Zero de Bandai está estrechamente relacionada con su línea articulable SH Figuarts. Pero al contrario que esta, las Zero no son articulables y su pose es fija.

El término Zero en su nombre significa “cero articulaciones”. Unas figuras de gran calidad que llevan lanzando en el mercado desde el año 2010, con más de 300 figuras en tan solo 8 años. Aunque su mercado principal está enfocado a One Piece, también han trabajado con otras series.

¿Qué líneas tienen estas figuras?

Las Figuarts Zero se podrían dividir en tres tipos de líneas diferentes:

Figuarts Zero: Es la línea de tirada estándar. Generalmente estas figuras son fáciles de encontrar en las tiendas, con un tamaño de unos 15-22 cm según el personaje, por un precio de unos 55 euros. Existen figuras más pequeñas de unos 8 cm.

Figuarts Zero EX: Una colección que hasta la fecha está dedicada únicamente a Dragon Ball y que comenzó en 2015. Las figuras son de 22 a 30 cm y suelen ser exclusivas de la tienda de Premium Bandai. Su precio ronda los 90 euros y destacan por tener unos acabados mejor trabajados que los de las Figuarts Zero convencionales.

Figuarts Zero Chouette: Esta colección está dedicada exclusivamente a Sailor Moon. Unas figuras diorama que representan algunos momentos especiales de la serie, como Chibiusa con Pegaso o la princesa Serenity sentada en una media luna. Su precio ronda los 50-60 euros y son exclusivas de la tienda de Premium Bandai.

¿Cómo son estas figuras?

Las Figuarts Zero destacan por su gran acabado, tanto en el modelaje como en el pintado. Las sombras, la mezcla de colores son únicas. Pero realmente se podrían dividir en una serie de categorías según la pose del personaje:

Posable: Son las figuras más comunes de esta línea y las que generalmente son de tirada estándar. No tienen extras y solo representan al personaje en una pose muy sencilla. Suelen tener un precio de 35-45 euros.

Battle: Es una de las más explotadas últimamente por Bandai. Una colección de figuras que representa al personaje en una pose de pelea con efectos de ataque o de energía. Muchas de estas son de tirada limitada y su precio ronda los 50-60 euros. Además, son mucho más pequeñas que las Figuarts Zero normales.

Artist Special: Esta es una colección de figuras exclusiva de One Piece. En esta, los personajes de la serie son representados como unos animales, según los cuáles Oda los relacionaba a cada uno. Luffy como un mono, Doflamingo como un Flamenco o Ussop como un lagarto. Una línea que acabó en el olvido, lanzando media decena de figuras, todas exclusivas y con un precio que rondaba los 80 euros.

Generalmente estas figuras no traen ningún extra como si sucede con las SH Figuarts que cuentan con una expresión extra. Sus extras suelen ser rayos de energía o rastros de polvo para darle mayor dinamismo a las figuras.

¿Qué series cuentan con una figura en esta línea?

Aunque Bandai intenta ampliar el catálogo con una gran cantidad de series, lo cierto es que solo unas pocas se han mantenido en esta y son las que cuentan con mayor cantidad de figuras:

One Piece: Fue con la que Bandai comenzó esta línea y con la que ha continuado a lo largo de los años. Cada nueva película, cada nuevo arco o para conmemorar un evento especial, Bandai siempre lanza una figura de One Piece.

Dragon Ball: La segunda serie más presente en esta línea. Aunque en un principio sus figuras eran fáciles de conseguir, en los últimos años Bandai ha trabajado sobre todo con figuras limitadas con muchos efectos. Es la única serie presente en la línea Figuarts Zero EX.

Sailor Moon: Bandai ya comprobó que con Sailor Moon le iba muy bien en la línea SH Figuarts, y por ello la incluyó también en la línea Figuarts Zero. No obstante, estas figuras no son nada fáciles de conseguir, ya que todas son limitadas, pero hermosas. Sus acabados, tanto en la base como en la figura son impresionantes.

Doraemon: Aunque Doraemon no es una serie que suela captar la atención de Bandai, con el fin de acercar la colección a un público más infantil comenzó a trabajar en una colección que representó a los personajes principales de la serie en una colección de tirada estándar.

Tiger & Bunny: Aunque ahora mismo sea una serie que ha quedado un poco olvidada por Bandai para esta línea, en su día era una de las más comunes, con los personajes más importantes de la serie.

Naruto: A paso lento, igual que en la colección SH Figuarts, las figuras de Naruto se van introduciendo en esta colección. Pero de todas las anunciadas, hasta la fecha tan solo dos o tres han salido al mercado.

Hello Kitty: Al igual que con Doraemon, Bandai quería acercar la colección a una generación más joven, y para ello decidió utilizar a Hello Kitty. Una colección sencilla, pequeña pero cuyo precio no era muy diferente al de una Figuarts Zero de otra serie.

Otras series: Con no mucho éxito, la compañía ha intentando sacar al mercado figuras de otras series en esta línea como Smile Precure, Ranma ½ o Macross Frontier, pero no lograron el éxito esperado.

Muchas figuras anunciadas, pero casi la mitad no han llegado al mercado

Bandai actualmente utiliza la línea Figuarts Zero como una fuente de ingresos explotando únicamente series como Dragon Ball u One Piece, de vez en cuando incluyendo alguna pequeña serie de éxito. Esto ha delimitado bastante el mercado de esta línea.

Durante años se han ido anunciado figuras que nunca han visto la luz. Muchas de estas son de la propia One Piece, como las diferentes transformaciones de Chopper tras el salto temporal o de personajes de determinados arcos. Pero con el comienzo de una nueva saga, muy pronto quedaban en el olvido.

Otras figuras de otras series, a pesar de haber sido presentadas, no acabaron en buen puerto. Fue el caso de las figuras de Andreas y Lyfia de Saint Seiya: Soul of Gold, o Matt Ishida de Digimon Adventure Tri., que fue anunciado al mismo tiempo que la de Taichi Kamiya, la cuál fue la única que salió al mercado.

¿Son mejores que las SH Figuarts?

El gusto de cada persona determina el tipo de figura que quiere comprar. Pero, en cuánto si a una Figuarts Zero es mejor que una SH Figuarts la respuesta debería ser si. Especialmente porque el acabado de una figura no posable siempre será mayor que el de una articulable, que se vende para un público más juvenil.

El mayor problema con estas figuras es que muchas no acaban viendo la luz, y las que lo hacen acaban siendo exclusivas de tiendas de Bandai y solo pueden comprarse con intermediario, lo cuál aumenta el precio. Sobre todo figuras que representan escenas de batalla, como el choque del Rasengan y el Chidori en Naruto o el Garlick Ho y el Kame Hame Ha de Dragon Ball.

Es cierto que existen muchas figuras de tirada estándar que fácilmente se pueden conseguir en las tiendas, y en segunda mano por un precio de 20-25 euros. No obstante, las más detallas requieren de una gran inversión. Por lo que podríamos decir que esta colección es exclusiva de personas muy exigentes que solo buscan calidad en una figura, sin importar el precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *